Recuerdos de una noche de verano

Tal día como hoy, 3 de Agosto, hace 6 años, nació mi primer hijo M. Cada año cuando llega su cumple me emociono recordando cada instante de ese día.

Recuerdo que es nuestro aniversario, 6 años juntos, son las 12 de la noche y quiero dormir.

Recuerdo que es domingo, hace mucho calor.

Recuerdo tumbarme, no se como ponerme y para varíar tengo pipí.

Recuerdo levantarme y romper aguas.

Recuerdo abrazar muy fuerte a mi pareja pensando ha llegado el momento.

Recuerdo llamar a mi hermano para que avise a mi padre.

Recuerdo pensar en mi madre y pedirle que nos cuide desde “arriba”.

Recuerdo llamar a la comadrona y que me diga que mañana a las 8 vaya al hospital,  que  controle las contracciones y que la avise si son cada 5 minutos.

Recuerdo no recordar las clases preparto.

Recuerdo mis dos mascotas léela, y sónar mirarnos desde la terraza, respetando nuestro espacio,  sabiendo que era un momento importante.

Recuerdo a mi pareja apuntar las contracciones con pulso tembloroso.

Recuerdo que en menos de una hora las contracciones pasan a ser cada 5 minutos.

Recuerdo llamar a la comadrona y que me diga “No te he dicho que me llames cuando las contracciones sean cada 5 minutos”

Recuerdo decirle “Pues por eso llamo”, y que me pida que vaya “volando al hospital”

Recuerdo tener mucho calor y pegarme una ducha fría.

Recuerdo a mi pareja llamando a un taxi y preparando las maletas.

Recuerdo tener todo escrito en listas, menos mal, en ese momento no puedo pensar.

Recuerdo emoción y miedo al mismo tiempo.

Recuerdo peinarme a conciencia para que el flequillo no me venga a la cara en el momento del parto y a mi pareja estrañada preguntando que hago.

Recuerdo contracciones cada 3 minutos.

Recuerdo el sonido del sms su taxi ya está aquí.

Recuerdo a mi pareja con las maletas diciéndome Venga vamos! y recuerdo decirle, te vestirás, no?

Recuerdo salir de casa que hubiera un grupo de gente de marcha aplaudiéndome  emocionados diciendo, “va a tener un hijo”.

Recuerdo el taxi por la calle Sant Marc.

Recuerdo llegar al hospital.

Recuerdo meterme en una salita, ponerme las correas.

Recuerdo el tuc tuc tuc tuc de las correas y empezar a sentir más dolor en las contracciones.

Recuerdo la comadrona y pensar me cae mal.

Recuerdo que mandara a mi pareja a la habitación a dejar las maletas y que bajara con un arrullo y la primera puesta.

Recuerdo sentirme sóla sin él.

Recuerdo su cara de “miedo enternecedor” mientras la comadrona le daba instrucciones.

Recuerdo el pinchazo de la epidural.

Recuerdo no sentir dolor, pero sentir frío y escalofríos.

Recuerdo “tú ginecólogo ya está de camino”.

Recuerdo los tactos con un dolor horrible.

Recuerdo “en 15 min al paritorio” y mirar a Marcos mi pareja.

Recuerdo que me pasen de camilla y vayamos al paritorio.

Recuerdo oír a alguien gritando en el paritorio.

Recuerdo la luz de fluorescente y la las baldosas blancas.

Recuerdo tener miedo.

Recuerdo ver a mi ginecólogo, tiene cara de sueño, son las 6 de la mañana, pero me hace sentir bien.

Recuerdo darme ánimos.

Recuerdo ver a Marcos, mi pareja,  vestido de quirófano, si pudiera me reiría pero no puedo ni sonreír.

Recuerdo que el anestesista se llamará igual que mi pareja y eso creará un caos.

Recuerdo llega el momento. Mónica tienes que empujar ¿¿¿Empujar??? ¡ No siento nada! No puedo empujar.

Recuerdo la cara de enfado de mi ginecólogo “le habéis puesto la epidural   demasiado arriba”

Recuerdo a la comadrona decir, estas primerizas….

Recuerdo sentirme mal, quiero ver a Marc y saber que está bien.

Recuerdo hablar con mi ginecólogo. me da varias opciones, me duerme…. y saca a M.

Recuerdo entre sueños a M desnudo encima mío.

Recuerdo medio dormida decirle a Marcos que me lo ponga al pecho, eso si lo recordaba de las clases pre parto.

Recuerdo que se lo llevan a la incubadora.

Recuerdo que ya estoy en la habitación, mis suegros y Marcos dan vueltas por la habitación.

Recuerdo a la enfermera diciendo, la mamá ya se ha despertado, vamos a traerle a Marc.

Recuerdo en mi cabeza “mamá, mamá soy mamá”

Recuerdo estar tan emocionada que ni pregunté peso ni nada.

Recuerdo lo quiero coger.

Recuerdo decir, Marcos en vez de la toquilla le has dado una toalla.

Recuerdo su cara de… con estos nervios que voy yo a saber.

Recuerdo la felicidad en un estadio superior con él en mis brazos

Recuerdo ese instante como lo mejor que me ha pasado en la vida

Recuerdo paz.

Y así son los recuerdos que cada noche del 2 agosto me vienen a la cabeza, con lagrimilla incluida. No fue un buen parto, pero por suerte 2 años después llegó P y borró todos los recuerdos negativos haciéndome vivir un parto feliz.

Ya han pasado 6, 7  años, y yo que pensaba que era imposible quererte más que cuando te abracé por primera vez ♥

Hoy estamos  de celebración con recuerdos de una noche de verano

Anuncios

12 comentarios en “Recuerdos de una noche de verano

  1. Que bonitos recuerdos. Tan vividos que después de 6 años cada detalle está ahí grabado para siempre. Precioso el post!! Muchas felicidades a los dos!! Besos

    Le gusta a 1 persona

  2. Esa experiencia nunca se olvida y se recuerda siempre con todos los detalles! Mi hijo mayor tiene 19 años y aún recuerdo cada segundo. Felicidades a tu pequeño y feliz aniversario a ambos. 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s